El Consejero anula sanción por Falta Grave.

Seis compañeros de Brigada Móvil quedan sin responsabilidad tras mas de 3 años de empecinamiento de la DIG.

 

16/03/10

 

El origen de este expediente está en la carga que la Brigada Móvil se vio obligada a realizar contra alborotadores proetarras que agredieron a los agentes. El expediente comienza de oficio por orden de algún responsable de la DIG y en la incoación se adjunta un video en el que una escuadra de compañeros desaloja una zona cercana al estadio de Anoeta y retira una pancarta proetarra.

 

Tras un interrogatorio ilegal en las dependencias de Brigada Móvil a cargo de los jefes de la propia Unidad, se les incoa el expediente sin respetarse algunos de sus derechos más elementales. Solo uno de estos compañeros es afiliado a Si.P.E., por lo que el resto de compañeros ha podido disfrutar de la defensa realizada por nuestra Asesoría y les ha llevado a ser, también, dejados sin responsabilidad.

 

En este caso se han abierto dos expedientes por el mismo hecho, lo explicamos. El primero fue archivado por el Viceconsejero porque Si.P.E. demostró que no se habían respetado los derechos de nuestro compañero lo que supuso el archivo del expediente también para el resto de los expedientados, la mayoría defendidos por Ernesto quien en ningún momento argumentó esa lesión constitucional. Por suerte para ellos Si.P.E. si cumplió con su labor y se vieron beneficiados por ello (cosa que, por supuesto no nos molesta porque nosotros nunca dejaremos tirado a un compañero).

 

Como no había prescrito la infracción el Viceconsejero volvió a abrir un nuevo expediente por los mismos hechos a los mismos compañeros (menos a uno) tras el cual se por lo que Si.P.E. tuvo que volver a desplegar su artillería de defensa consiguiendo que finalmente se dejaran sin efecto las pruebas aportadas por la DIG lo que ha llevado al archivo definitivo del Expediente. Por supuesto, todos los expedientados afiliadola defensa Si.P.E. ya consiguió su archivo por Hace algo más de tres años varios compañeros de BM se vieron inmersos en un expediente disciplinarioNo podía ser de otra manera, la DIG se metió en un berenjenal del que no pudo sacarles ni el Viceconsejero. Se intentó un linchamiento para dos compañeros por las autolesiones que se infringió un detenido en el calabozo.

 

Lo que a la DIG resultaba obvio, dejo de serlo en cuanto Si.P.E. comenzó la defensa de uno de los dos inculpados. Y es que donde la DIG veía todo blanco, nosotros dejamos claro que no existía prueba de cargo alguna que avalara saltarse la presunción de inocencia de los compañeros.

 

El Instructor negó en repetidas ocasiones la prueba que pidió está parte, consistente en la visualización de la grabación de una de las cámaras de la comisaría. Se atrevió a aseverar que lo que pudiera verse en la grabación no era relevante "porque el inculpado ya tenía conocimiento de todo lo que había sucedido". Claro que lo sabía, puesto que estuvo allí, y con la grabación solicitada podría haber probado la ausencia de infracción disciplinaria alguna.

 

Como no se los podían "calzar" como pretendían (para demostrar a la Sociedad que las Q de calidad y las ISO sirven para algo, además de para despilfarrar su dinero) y para no dar su brazo a torcer bajaron la falta a leve por un "incumplimiento de las Instrucciones" y les piden cuatro días, sanción que es confirmada por el Viceconsejero. Se dice en el procedimiento "vista la autolesión que tuvo lugar, no cabe negar cierta negligencia, al menos en la actuación de los expedientados" Eso sí, se la meten en su grado máximo a pesar de que el Instructor reconoce que "los expedientados solventaron el incidente, actuando de forma rápida y eficaz, ayudando a reducir con ello las gravísimas lesiones que el detenido podría haber causado". ¿En que quedamos? ¿Hubo negligencia o hubo rapidez y eficacia en el incidente?. No tuvieron en cuenta que Si.P.E. nunca cede en sus pretensiones, ni para los apercibimientos y si no hay infracción no la hay, con independencia de que la sanción sea grande o pequeña.

 

Como no podía ser de otra manera, se recurrió la sanción al Consejero, el cuál acaba de estimar nuestras tesis. Era obvio, por la falta de prueba incriminatoria y por la indefensión al no aceptar las pruebas de la defensa, que se iba a anular la sanción, pero el Consejero ha tenido la desfachatez de dejar como probados los hechos y tras malgastar el dinero del contribuyente y perjudicar al Planeta rellenando 14 folios con una "chapa" impresionante, ha optado por anular la sanción sobre la base de lo dictado en una reciente sentencia de 2008 ganada por Si.P.E., de aplicación a todos los expedientes disciplinarios de todos los ertzainas, que veta el injustificado retraso en la resolución de los citados expedientes.

 

Esta vez, nuestro compañero tampoco pudo disfrutar de cuatros días extras de vacaciones pagadas por el Departamento.

 

Si.P.E., tu mejor defensa; tu mejor opción.

 

Resumen de la Resolución

 

Con fecha 5 de mayo de 2009 ha sido dictada Orden del Consejero de Interior, del siguiente tenor literal:

 

 

ANTECEDENTES DE HECHO

 

PRIMERO.- El 7 de agosto de 2008 se recibe en el registro del Departamento de Interior, el escrito del recurso de alzada firmado por Ertzaina_1.

 

SEGUNDO.- el 3 de setiembre de 2008 se envía escrito al Director del Gabinete del Viceconsejero, solicitando la remisión del expediente Disciplinario. Junto a dicho expediente se envía asimismo el recurso de alzada del expedientado ertzaina_2

 

FUNDAMENTOS DE DERECHO

 

La resolución sancionador declara probado que... (todo mentira)*

las alegaciones no pueden prosperar, pues... (pedazo de chapa)*

Vista la autolesión que tuvo lugar, no cabe negar cierta negligencia, al menos en la actuación de los expedientados. (toma argumentos)*

 

Por tanto,


RESUELVO

 

Anular...(bla, bla, bla, bla...)*.

 

* Texto no incluido en la Orden, je, je, je.