Volver a la sección de Expedientes Disciplinarios

Las QloaQas” de Interior, hábitat natural de la DIG.

Una nueva sentencia judicial deja a la DIG en su sitio: Las cloacas de Interior.

 

16/05/08

 

Esta vez “La Fundición” no se quería conformar con lesionar el derecho a la presunción de inocencia de dos compañeros y calzárselos disciplinariamente. Esta vez, superándose a acciones irracionales pasadas, fueron directamente al Juzgado e instruyeron atestado penal contra estos compañeros. Que sepa la Sociedad a qué dedica el Sr. Balza muchos de los medios económicos, materiales y personales. Como si no hubiera otra cosa que hacer en este País que llevar a ertzainas a los tribunales.

 

Otorgamos a la DIG las dos "Q" de "QloaQas"

 

La verdad es que no es fácil entender cómo muchos agentes de la DIG se pliegan ciegamente a la enfermiza obsesión sancionadora de sus jefes hasta el punto de llevar a dos compañeros a los tribunales vulnerando sus más esenciales derechos. ¿Dónde está el sentido común y la dignidad de estos “compañeros” de la DIG?. Allá ellos y sus conciencias, deben tener muy claro que actuando así siempre nos tendrán enfrente.

 

La sentencia 33/08 de un juzgado alavés comienza aclarando los antecedentes del caso explicando que “las presentes actuaciones se iniciaron en virtud de atestado de la División de Inspección General de la Ertzaintza”.

 

El Juez pasa a los Fundamentos de Derecho y ocupa la mayoría de ellos explicando pormenorizadamente a “La Fundición” qué es y qué significa la presunción de inocencia.

 

Finalmente el Juez entra en el fondo del asunto aclarando que todos los testimonios de los testigos dejan clara la ausencia de tipo penal alguno. Esos mismos testigos corroboran el secretismo de la DIG, secretismo que a la postre hace que todo el mundo sepa que te quieren fundir, antes incluso de abrir el procedimiento y antes de informar al propio inculpado. Esta oscura forma de actuar de la DIG, habitual en sus actuaciones, incumple el procedimiento sancionador y lesiona infinidad de derechos del inculpado. Lo más grave de esta situación es que el personal de la DIG sabe que incumple lo dispuesto en nuestro procedimiento sancionador, lo sabe y se aprovecha porque hasta la fecha se están librando de las acciones que se están iniciando contra ellos. Tiempo al tiempo porque todo llega, la prepotencia de los jefes de “La Fundición” tendrá, tarde o temprano, cumplida respuesta. Su imagen de intocables se verá difuminada mas pronto que tarde y entonces que no se lleven las manos a la cabeza, están avisados.

 

Ya en el fallo se indica “QUE DEBO ABSOLVER COMO ABSUELVO a INCULPADO1 y INCULPADO2, libremente de toda responsabilidad penal de los hechos por los que venían siendo denunciados en las presentes actuaciones, con todos los pronunciamientos favorables,....” Acaba ordenando la destrucción de la grabación en DVD que se acompañó con el atestado.

 

La inconsistencia argumental de la acusación ha tenido la debida respuesta de nuestra defensa, defensa inapelable que ha sido avalada por la decisión judicial.

Si.P.E., tu mejor defensa; tu mejor opción.

 

                                                                                                                                                                        Arriba