Los/as ertzainas también podemos ejercer otra profesión

 

 Si.P.E. acaba con la imposición esclavista del Departamento al conseguir que el TSJPV cambie su criterio de anteriores sentencias.

 

15/08/14

 

Hasta ahora la Consejería realizaba una interpretación de la Ley de incompatibilidades que sumía a los funcionarios/as de la Ertzaintza en auténticos esclavos del Departamento a quienes por una parte obligaba a meter horas extras como funcionarios y por otra nos negaba nuestro derecho a ejercer otras profesiones.

La consecución de esta sentencia se ha demorado varios años ya que había que conseguir que el TSJPV cambiara de criterio puesto que ya había desestimado en el pasado un recurso del mayoritario.

La titular del juzgado nº 6 había desestimado nuestro recurso en base a esa anterior sentencia perdida por Er.N.E. pero el TSJPV no ha tenido más remedio que cambiar de criterio y sentenciar que los ertzainas también tenemos derecho a ejercer otra profesión.

El TSJPV viene a darnos la razón al indicar que La Ley de Incompatibilidades tiene como objetivo preservar la profesionalidad, independencia e imparcialidad de los funcionarios en el ejercicio de sus funciones, pero no establece mayores límites que los citados.

¿Cuál es el alcance de la Sentencia para los/as ertzainas? Que cualquier ertzaina tiene derecho a ejercer otra profesión y/o a colaborar con sus negocios familiares.

¿Cómo se consigue, es ya automático? No olvidar que persiste la obligación de realizar una solicitud oficial al Departamento para que resuelva la compatibilidad. Los interesados/as poneros en contacto con el sindicato para hacer la solicitud de acuerdo con los límites dictados por la Ley y evitar así posibles negativas del Departamento.

Sentencia XXX/2014

 

 

La Sección Segunda de la Sala de lo Contencioso-administrativo del Tribunal Superior de Justicia del Pais Vasco, ha pronunciado la siguiente sentencia en el recurso de apelación, contra la sentencia dictada por el Juzgado nº 6 de Bilbao, en recurso en el que se impugna la resolución de 25/11/2011 de la Viceconsejería de Administración y Servicios del Departamento  de Interior del Gobierno Vasco, desestimatoria del recurso de alzada interpuesto contra la resolución de 24/06/2011, denegatoria de la autorización de compatibilidad.

 

Son parte:

 

- Apelante: D. Ertzaina_1

- Apelado: ADMINISTRACIÓN GENERAL DE LA COMUNICAD AUTÓNOMA DEL PAIS VASCO

 

 

FUNDAMENTOS JURIDICOS

 

PRIMERO.- Se interpone el presente recurso de apelación contra la sentencia dictada por el Juzgado número 6 de Bilbao, desestimatoria del recurso contra la resolución del Viceconsejero del Departamento de Interior, denegatoria de la autorización de compatibilidad.

 

Contra dicha sentencia interpone el presente recurso de apelación pretendiendo su revocación y el dictado de otra por el que estimando el recurso, se declare la disconformidad a derecho de la resolución recurrida y se reconozca el derecho a compatibilizar el ejercicio de la abogacía y su profesión de agente de la Ertzaintza.

 

Alega en fundamento a la Ley de Incompatibilidades que la misma deja margen a la compatibilidad solicitada previa autorización, ya que de acuerdo con lo previsto en la misma la incompatibilidad con el ejercicio de actividades privadas se refiere exclusivamente a aquellas que se relacionen directamente con el Departamento donde estuviere destinado el funcionario, esto es con el puesto de trabajo que ocupa de Agente de la Escala Básica y destino en Comisaría_1

 

Denuncia en segundo lugar la incongruencia de la sentencia con la del Tribunal Supremo en la que se trataba de la compatibilidad de las funciones de Guardia Civil y el ejercicio de la abogacía, sentencia que reconoció el derecho a compatibilizar el ejercicio privado de la abogacía. Alega que la sentencia nada dice respecto de la alegación referida a la vulneración del principio de igualdad, en la medida en que miembros de la Guardia Civil pueden compatibilizar el ejercicio de la abogacía, lo que se impediría a los funcionarios de la Ertzaintza.

 

La Administración se opuso al recurso alegando que lo que el recurrente pretende es ejercer la profesión de abogado para representar y defender a miembros de su sindicato y litigar contra la propia Administración.

 

SEGUNDO.- Hemos de decir que la sentencia del Juzgado núm. 2 de Bilbao a la que se atiene la resolución recurrida, fue confirmada en apelación por sentencia de esta Sala.

 

Con posterioridad recayeron las sentencias del Tribunal Supremo, todas ellas desestimatorias  de sendos recursos del Estado contra sentencias que reconocían la compatibilidad a un Guardia Civil para el ejercicio, con limitaciones, de la abogacía.

 

Finalmente debemos citar la sentencia del Tribunal Supremo desestimatoria de un recurso de casación en interés de ley, interpuesto por el Estado contra la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, que también había reconocido a un Guardia Civil la compatibilidad para el ejercicio de la abogacía fuera del horario funcionarial.

 

Pués bien, a partir de tales antecedentes debemos reconsiderar la interpretación correcta de la Ley Orgánica de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, el régimen de incompatibilidades del Cuerpo de la Guardia Civil y del Cuerpo Nacional de Policía es el mismo que el del personal al servicio de las Administraciones Públicas.

 

Dicho cambio de criterio obligado por exigencias del principio de igualdad, pues carece de sentido alguno que los funcionarios de los Cuerpos de la Guardia Civil y Nacional de Policía tengan un régimen de incompatibilidad más laxo que el de los Cuerpos de Policía de las Comunidades Autónomas o los Cuerpos de Policía Local.

 

TERCERO.- Pues bien, a juicio de la Sala, aun cuando la actividad privada para la que solicita autorización de compatibilidad entrañe la representación y defensa del sindicato y de sus afiliados frente a la propia Administración, no por ello incurre en incompatibilidad funcional.

Dichas funciones no comprometen ni su imparcialidad ni su independencia en el ejercicio de sus cometidos funcionariales, ya que son ajenas a ellos.

 

Resta por analizar la cuestión a la luz de la Ley Vasca de incompatibilidades. En esencia, y en lo que aquí importa, dicha ley establece una prohibición de compatibilidad con actividades "que impidan o menoscaben el estricto cumplimiento de los deberes propios del cargo, que comprometan su imparcialidad o independencia en el desempeño de los mismos, o que perjudiquen los intereses públicos"

 

A juicio de la Sala la aplicación al caso de la Ley Vasca, no altera la conclusión que hemos alcanzado previamente por lo que procede estimar el recurso de apelación, revocar la sentencia apelada, estimar el recurso contencioso interpuesto y declarar el derecho del recurrente a la autorización de compatibilidad solicitada.

 

Vistos los artículos citados y demás preceptos de pertinente y general aplicación este Tribunal dicta el siguiente

 

FALLO

 

Estimamos el presente recurso de apelación, interpuesto contra la sentencia dictada por el Juzgado nº 6 de Bilbao, en recurso en el que se impugna la resolución de 25/11/2011 de la Viceconsejería de Administración y Servicios del Departamento de Interior del Gobierno Vasco, desestimatoria del recurso de alzada interpuesto contra la resolución de 24/06/2011, denegatoria de la autorización de compatibilidad.

 

Si.P.E., tu mejor defensa; tu única opción.

 

                                                                                                                                                                        Arriba